Carson Daly, el Golfista

Carson Daly es una de las voces y rostros más reconocidos en los medios estadounidenses, y además es un excelente golfista, que empezó a jugar aún antes de sentarse ante el micrófono.

Su sueño era calificar para el US Open, ya que había jugado desde que tenía 13 años.

A los 18 años abandonó la universidad y deseaba participar en el famoso torneo, lamentablemente, su sueño no se hizo realidad.

Su padrastro, Richard Caruso, era un amante del golf, dirigía la tienda de golf del Riviera Country Club en Palisades, California y trabajó para la PGA of America durante un tiempo, y siempre estuvo ligado al golf, por lo que Daly creció en este ambiente.

Practicaba el golf como un simple pasatiempo, pero Daly recuerda que un verano “le picó el gusano del golf” durante su primer año de secundaria.   Todo lo que quería era practicar al golf.

Así que toda su vida comenzó a girar alrededor de este deporte, comenzando a trabajar como “caddie”, tanto en el Riviera Country Club, como en algunos otros campos de golf de Los Ángeles.

También se unió a asociaciones de golf juveniles y al equipo de golf de su escuela, y pasó muchas horas en los campos.

El pertenecer a asociaciones es algo bueno para cualquier aficionado o profesional.  Un cerrajero certificado reconoce la importancia de pertenecer a alguna asociación gremial.

Aunque reconoce que el golf en la época de los 80 no era tan popular como lo es ahora, gracias a los triunfos de Tiger Woods, que convirtieron al golf en algo genial y divertido y un deporte élite, en ese entonces, los surfistas eran más populares, o los jugadores de fútbol o atletas. 

Hizo buenos amigos en esa época como el golfista Jason Gore, y en algunas ocasiones, junto a su padrastro, jugó con Earl and Tiger Woods, durante un torneo padre/hijo

Con sus habilidades en el campo y su ética de trabajo, Daly recibió una beca de golf parcial para la Universidad Loyola Marymount, donde estudió teología, por un corto tiempo, ya que dejó la universidad para tratar de calificar para el US Open.

Fue aquí donde conocío a Jimmy Kimmel, quien a pesar de su juventud se convirtió en una especie de mentor para Daly.

Jimmy era como su hermano mayor, y un día, mientras trabajaba en la radio,  le dijo que fuera su pasante.

Daly se esforzó, pero finalmente no pudo lograr clasificar para el US Open.  Esto realmente lo afectó emocionalmente. Descubrió que se requiere de una gran fortaleza mental para ser un profesional del golf.

Decidió trabajar como profesional en club, pero poco a poco se fue adentrando en la radio, donde tocaba música para ganarse la vida, conocía chicas y resolvió que era buena forma de ganarse la vida.

Siguió en la radio hasta que fue reclutado por MTV para presentar parte de su programación de verano, hasta que se estrenó el programa nocturno Last Call with Carson Daly. .

A estos le siguieron los especiales de Fin de Año para NBC y finalmente, su puesto como presentador y productor de The Voice, que lo hizo ganador de dos premios Emmy.

Además, Daly es un firme defensor de la lucha contra el cáncer (su madre sobrevivió al cáncer de mama) y tiene tres hermosos hijos con su esposa Siri Pinter.